r

...

No te he olvidado.
Es sólo que algo más grande me roba todo mi tiempo.
No te he olvidado.
Es sólo que este año no ofrece ni una pequeña tregua.

Pero te echo de menos, pequeño rincón aislado del mundo.
Pequeño rincón en un mundo inmenso.
Aislado del mundo y, sin embargo, cualquiera puede acceder.
Íntimo rincón y, sin embargo, los extraños son más bienvenidos que los propios.

Seguiré volviendo a ti, mi pequeño rincón.
Siempre y cuando los dinosaurios no me roben las horas.
r

(no subject)

Mi (ex-) compañera de piso decidió que era hora de compartir el mistol con su novio y he tenido que buscar otra casa. No me metió prisa pero no me apetecía compartir esa intimidad.

Ahora vivo con otra compañera de clase y sus dos gatos, un hámster y una iguana llamada Leopolda. Adoro a Leopolda y Ártax, el gato blanco, me esquiva. El despertador suena media hora más tarde porque ya puedo ir caminando a la facultad. Gastar las suelas de los zapatos a ritmo que marca la voz de Billy Corgan o Layne Staley  es una sensación alucinante, mi pequeño momento de éxtasis del día antes de entrar en el Infierno. Ese Infierno que desplaza mi vida personal y mis líos mentales a un lugar innacesible para que nada me distraiga de los malditos apuntes. Quedapoco, pienso.

Ojalá pueda volver pronto a leeros a diario con una taza de té en las manos en vez de con un reloj tic-tac eando siniestramente haciéndome sentir culpable.
r

Tiempo

Odio no tener tiempo para escribir. Echo varios vistazos por la f-list casi a diario desde mi móvil nuevo, uno de esos modernos con conexión a internet que todavía no entiendo muy bien y no consigo dejar comentarios. Quería decir esto también porque últimamente han aceptado mi solicitud algunas personas y no me parece de recibo no saludar. Así que: Hola :-)

Este curso es demasiado caótico, duro y absorbente. Gracias a oxalispescaprae y a wind0wpane por sus fotos (paisajísticas y de maromazos respectivamente) que han ayudado a un breve descanso neuronal. Queda menos, queda menos, queda menos..
d

A la deriva

La espiral vuelve una vez más. En esta ocasión la veo a lo lejos, aunque eso no significa que me pueda librar de caer en picado o, lo que es peor, poco a poco en ella.

Ciertos demonios gustan de pasarse de vez en cuando a saludar. No quieren ser olvidados. No quieren estar solos y parecen no entender que su compañia no me resulta agradable.
mask

Bichos

Cuando me dan ganas de tirar la toalla con la carrera pienso en que ya estoy en lo que realmente me gusta: mi especialización.

Día a día me doy cuenta de que si quiero alcanzar ese objetivo, ganarme la vida con ello, tendré que marcharme fuera del país. Tiempo para meditarlo, para hacerme a la idea, para hacer que todo valga la pena.
r

Missing

He estado desaparecida involuntariamente. Problemas con el proveedor de internet y demasiadas vueltas reclamando. Es increíble que aún «necesiten» un maldito fax para llevar a cabo ciertos trámites. Un fax a estas alturas de la tecnología. Luego ese fax «se extravía» y no aparece hasta un mes y medio después. Julio y Agosto serán recordados como los meses en los que deseé cambiar mi móvil del Pleistoceno  por uno de esos del marcianito feliz.

Aparte de eso, he estado unas semanas de voluntaria en un refugio de animales. No todo es tan bonito como parece, he visto cosas alarmantes y maneras de actuar con las que no estoy de acuerdo. Me lo esperaba de refugios subvencionados pero no de uno, supuestamente, altruista. Estoy a la espera de poder ayudar en otros. Quizá sólo haya tenido la mala suerte de dar con uno malo entre un millón.

Pensar en el nuevo curso me agota y me ilusiona a partes iguales. He tropezado con una futura compañera y decir que es guapa es quedarse corta. A su lado estaba presentándose un chico al que sus dientes torcidos le hacen atractivo. Preveo un curso movidito... al menos en mi imaginación.

r

Desastre

Ya soy un año más vieja. Este hecho me ha tenido un poco desaparecida los últimos días (¿semanas?)
Lo he celebrado con un par de amigas, un depósito lleno de gasolina, mil discos y carretera. Ha sido un road trip sencillo, de pocos kilómetros bien aprovechados. Del mínimo gasto. Durmiendo en el coche, montando la tienda de campaña en lugares inhóspitos y desconociendo si realmente se podía acampar en esas zonas.

Hemos celebrado también que nos queda un año menos para acabar la carrera y que cuando eso ocurra, nos daremos al vodka o cualquier bebida espirituosa por no poder ejercer nuestra profesión. O ninguna, vaya. Sobreviviré a base de los llamados mini-jobs. Esos veraniegos que me ayudan a pagar la carrera y que han absorbido a mi mejor amigo y no pudo venir a celebrarlo.

Estando más cerca de la Muerte, hablé de ella. De la vida, de la sociedad, del mundo. Toda filosofía alrededor de unos bocatas de nocilla es la mejor.
mask

Pelos

Estoy hasta el mismísimo de que se defienda la depilación por una cuestión de higiene. Es como quien dice que la homosexualidad llegó con la muerte de Franco.

Sobre todo cuando son las propias mujeres las que lo dicen. Sobre todo cuando sólo se aplica a nosotras. ¿Qué pasa con los hombres? ¿Acaso su pelo es especial y está compuesto de tal manera que es higiénico de por sí? JA-JA-JA

Acepto que el pelo de las axilas es un festín para las bacterias del sudor. Se quedan ahí y ayudan a generar el mal olor y por eso es más práctico quitarlos. Pero también es cierto que si usas agua y jabón varias veces por semana se soluciona el problema.

No confundamos movimientos culturales que hemos heredado con el paso de los años con excusas baratas, por favor. La higiene depende de lavarse. Si fuese de la deplicación, todos los hombres olerían fatal siempre.

No voy a entrar en el tema de depilación sí, depilación no. Cada uno (hombres y mujeres) hace con su cuerpo lo que le dé la gana. Y mucho menos voy a hablar de hombres exigiendo chicas con cuerpos de muñeca de plástico/actrices porno cuando ellos ni siquiera son capaces de recortarse un poco las melenas del pubis o no se arreglan la barba por pereza. Tampoco me gusta que se mire mal a un chico depilado. Repito: cada uno es libre.

Nos depilamos porque es algo que la humanidad tiene muy arraigado. Pero... ¿en qué momento de la historia pasó a ser solamente de mujeres?

Me depilo porque no soy lo suficientemente fuerte para salir a la calle luciendo piernas velludas y aguantar chismorreos y malas miradas. Soy débil, sí pero al menos reconozco que es por la sociedad. Me siento mejor con unas piernas suaves porque así nos lo han metido en la cabeza desde pequeños.